Porque el que va al furancho y no bebe la oportunidad pierde

Sobre Nosotros

Sobre nosotros

Ahora toca hablar un poquito sobre nosotros
que-es-furancheiro

¿De qué va
esto de Furancheiro?

Los recuerdos de cuando tu abuelo te mandaba a buscar vino a la bodega de Isidro, que tenía ese olor tan característico, mezcla de vino en las tazas, chorizo en los platos y serrín en el suelo, fue el prólogo de cuando años después, ya en edad de probar esos caldos, veíamos las ramas de laurel colgadas por la carretera y nos invadía la tentación de ir a tomarnos “una taza”.

Pero eso de encontrar ramas de laurel cada día es más complicado. Sacando el furancho de Pepe de toda la vida, o el que te contó tu cuñado que abrió un vecino que trabajaba con él en Citroën, no sabes ni por donde empezar a buscarlos.

En Furancheiro queremos que los furancheiros como nosotros puedan tener donde escoger. Que tengáis información de primera mano. Que podáis dar vuestra opinión y leer las de los demás.

¿Quieres que te llevemos a los furanchos?

¿Solamente furanchos?

Pues no, para que engañarnos…

En Furancheiro sabemos que aquello del furancho que solamente sirve vino de excedente con unas pocas tapas en el bajo de la casa de Mucha, ya casi forma parte de las historias de nuestros padres.

Por eso preferimos ampliar el chollo y buscar los furanchos, los loureiros, los abillados, pero también esos otros rincones que merecen la pena ser visitados y que nosotros llamamos “recunchos”.

Esos sitios que no aparecen en la guia Michelín y muchos ni en Google. En los que la comida no empieza por “mac” ni acaba con “king”. En los que saben si el cachelo va en el pulpo á feria o en el pulpo a la gallega.

¿Entiendes verdad?

¿Solamente
furanchos?